Argentina es un país con enormes posibilidades de desarrollo y la minería, junto a otras industrias, juega un papel fundamental.

En minería hay una demanda de inversión que podría resolverse pos pandemia con seguridad jurídica y mecanismos que estimulen el arribo de capitales.

El proyecto minero trae aparejado un alto impacto en la economía local y regional:contratación de mano de obra, desarrollo de proveedores, interacciones, alianzas, acuerdos y financiamiento entre países inversores y Argentina, atrayendo tecnología y conocimiento.

También se debe contemplar el desarrollo de la infraestructura, factor que define la viabilidad de cualquier proyecto. La articulación del sector público y privado será determinante para aprovechar y complementar las obras.

Consultoras aseguran que el monto de exportación (aproximadamente de 3200 millones de dólares en minerales) podría triplicarse en 10 años. Esto se traduce en el enorme potencial que existe en el sector minero.

El país necesita que nuevas empresas desembarquen y otras retornen para cumplir con los objetivos.